Los cristales brutos extraídos de la tierra se llaman “gemas brutas” y es que ciertamente tienen un aspecto bastante bruto. Las superficies carecen de brillo, sus formas son irregulares y tienen imperfecciones e impurezas.
El arte de dar a la gema la forma justa que destaque su color y brillo se denomina lapidación. El oficio de lapidador es milenario y su arte consiste en transformar las piedras brutas en gemas deslumbrantes.

La talla y el pulido de las gemas tienen por objeto resaltar al máximo sus cualidades de color, brillo, transparencia, dispersión y resplandor. Todo esto aún a costa de perder material y, en consecuencia, peso.
En muchas ocasiones el lapidador tiene que buscar un equilibrio entre la belleza y las consideraciones comerciales (como conservar el mayor peso posible en quilates). Por ello lapida teniendo en mente que el valor de una gema tallada también depende de su peso, con lo que quizás este dispuesto a aceptar una pequeña protuberancia, obteniendo una gema cuyo brillo no será el mejor, pero que pesará más.
En ocasiones se sacrifica la belleza para no perder quilates, y viceversa.

Hasta el comienzo del Renacimiento las gemas se utilizaban, en su gran mayoría, en formas redondeadas, frecuentemente perforadas y atravesadas por un hilo o cordón. Esta práctica no se debía a que se desconocieran técnicas de talla sino porque se prefería conservar el mayor peso de la piedra, en lugar de conseguir sus mejores propiedades ópticas.
A partir del siglo XIV se desarrolla extensamente el facetado de las gemas, talladas de tal forma que se consigan los mejores efectos.

A continuación os mostramos algunas de las talla más clásicas. Dado que la mayoría de las piedras brutas son esféricas, la forma ovalada es la más habitual para las gemas de color, pues ofrece el mejor equilibrio entre belleza y conservación de quilates.

TIPOS DE TALLAS DE GEMAS

TALLA DE GEMA BRILLANTE:

o redonda, es la más clásica y utilizada para el diamante. Consta de 58 o 57 facetas, según se trunque o no el vértice inferior.

esmeralda-colombiana-talla-brillante

TALLA DE GEMA PRINCESA:

Es cuadrada o rectangular con esquinas puntiagudas. Actualmente es el diamante no redondo más popular. Consta de 76 facetas.
aguamarina-talla-princesa

TALLA DE GEMA COJIN/ CUSHION:

Es una mezcla de la talla brillante con la talla esmeralda en forma rectangular o cuadrada. Se usa comúnmente con piedras alargadas.

zafiro-rosa-cojin-6

TALLA DE GEMA CORAZÓN:

La talla brillante corazón tiene las facetas triangular y cometa que irradian desde el centro de la gema hacia el exterior. Consta de 59 facetas.
citrino-talla-corazon

TALLA DE GEMA PERA:

Es casi redonda, las formas de pera estrecha y alargada es conocida comúnmente como “lágrima”.
diamante-rosa-talla-pera

TALLA DE GEMA BAGUETTE:

Es similar a la de tipo esmeralda pero en forma de rectángulo estrecho y alargado. Su nombre proviene de la tradicional barra de pan francés.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

TALLA DE GEMA ESMERALDA:

El rasgo distintivo de esta talla es que produce gemas alargadas con forma rectangular y bordes biselados.
citrino-corte-esmeralda-3

TALLA DE GEMA MARQUESA:

Con una forma alargada terminada en punta en ambos extremos, esta talla es muy luminosa en el centro, pero sus destellos son menores en las puntas. Su nombre se debe a la marquesa de Pompadour, cuenta la leyenda el Rey Sol quería una gema tallada que se asemejara la forma de la boca de la Marquesa de Pompadour y así la talló el lapidador.
turmalina-talla-marquesa-3