COLECCIÓN DE JOYAS MAUI

“Necesito del mar porque me enseña, no sé si aprendo música o conciencia, no sé si es ola sola o ser profundo o sólo ronca voz o deslumbrante suposición de peces y navíos”
Pablo Neruda

Colección de joyas Maui | Preciosas Indígenas
Esta colección está inspirada en Maui, isla del archipiélago de las Islas Hawai, también conocida como la Isla Mágica. Recibe el nombre de un Dios de la Polinesia que, cuenta la leyenda, la creó pescándola del fondo del mar.
El mar es una fuente de inspiración también para nuestra colección. El mar, como elemento de la naturaleza, es una gran metáfora de la vida: Las olas, las mareas, las diferentes tonalidades de color semejan los vaivenes en nuestra vida, la pasión y agitación; la profundidad de sus aguas resulta insondable, como los abismos del ser humano; la espuma que baña las orillas acaricia como un recuerdo evocador.
Las aguas que abrazan Maui combinan la serenidad del azul con el esplendor vigorizante del verde, su colorido evoca el de las turquesas. Estas piedras semipreciosas, por sus tonalidades, nos transportan a sus exuberantes y acogedoras playas y nos aportan una tranquilidad serena.
Nos conquistan los increíbles amaneceres en la playa de Hana, una experiencia mística, para muchos. La luz del alba parece imitar, durante un momento fugaz, el color violeta de las semipreciosas amatistas, para después ofrecer reflejos cálidos y seductores como el marrón terroso del ónix sardónice.
Al adentrarnos en los bosques de bambú de Maui experimentamos una fuerte conexión con la naturaleza, misma sensación que nos inspira el ónix verde con su tonalidad orgánica y natural.
En la riqueza de su fondo marino descubrimos criaturas como tortugas, rayas y estrellas
de mar que son muestra de vida constante y renovada. Estas profundidades son como
un océano de lapislázuli, piedra semipreciosa, de un color azul intenso.
La amplia diversidad de sus coloridas flores también resultó inspiradora: el Popo Hou (de
color lila como las amatistas), las Pentas (de un rosa claro como la calcedonia), o el
Ali´ipoe (con tonalidades naranjas y rojizas como la cornalina)…. Un estallido cromático
con miles de combinaciones que constituye una exaltación y celebración de la vida y la
armonía.
Aloha!

EQUIPO COLECCIÓN DE JOYAS MAUI:

Diseño: Olga Marín
Producción: Olga Marín y Luís Marín
Mkt: Gustavo Quinteros, Paola Martínez y Paula Monzón
Redacción: Ana Lallana
Traducción: Miriam Cubells
Fotografía: Sergi Sala Fotògraf

COLECCIÓN DE JOYAS GECKO TOKAY

La colección toma su nombre de este animal autóctono del Sudeste Asiático, inspirándose en él, así como en el hábitat que puebla.
La rugosidad y diferencias de tonalidad de la piel del Gecko se asemejan a las vetas de color de algunas piedras preciosas como la turquesa, la malaquita o el jade. Sus ojos de un color amarillo intenso parecen reflejarse en piedras como el citrino o el topacio. Los puntos de color que surcan su cuerpo son como un manto de gemas.

El gecko tiene su hábitat natural en los bosques y selvas tropicales. Son lugares de gran diversidad biológica: Grandes árboles, ramas que se multiplican hasta el infinito, flores exóticas como la orquídea o el lilium…

Hojas, flores, tallos, ramas, todo un mundo vegetal sirve de inspiración para la colección.

images (2)

EQUIPO:

Diseño: Olga Marín y David Lloveras
Producción: Olga Marín y Luís Marín
Mkt: Gustavo Quinteros y Paola Martínez
Packaging: Paula Monzón y Sandra Soriano
Redacción: Ana Lallana

 

AGRADECIMIENTOS:

Alex Antic
Esther Ribas Fito
Mari Furtià
Miriam Cubells
Helena
Alex Aguirre
Rachael Tucker
Mª Carmen Lafuente
Shöck in Windöws

Esta entrada también está disponible en: Catalán